AUTÓNOMOS Y EMPRESAS, GASTOS DEDUCIBLES

Los trabajadores autónomos deben hacer frente a muchos gastos todos los meses, cuando estos gastos están directamente vinculados con la actividad no hay ninguna duda respecto a su deducción  pero hay muchos bienes y servicios que se utilizan tanto para el desarrollo de la actividad como para la vida privada. Por ejemplo, la utilización  de una parte de la vivienda, de un coche o un ordenador en días hábiles para la actividad  y en días inhábiles para uso particular.

Cuando la afectación de un bien no es plena pero la utilización privada es accesoria y notoriamente irrelevante,  se permite la deducción total. De igual modo que si un bien o servicio está destinado principalmente al uso privado no se considera deducible.  Cuando un bien divisible  sea susceptible de afectación parcial y sirva parcialmente al objeto de la actividad,  los gastos de la parte afecta  son deducibles.

Los requisitos y condiciones, que con carácter general, deben cumplir para tener la consideración fiscal de deducibles son los siguientes:

  • Que estén vinculados a la actividad económica desarrollada.
  • Que se encuentren convenientemente justificados.
  • Que se hallen registrados en la contabilidad.
Gastos Deducibles
Gastos Deducibles

¿Qué se puede deducir?

1. Vivienda (si es oficina). Si un autónomo desarrolla su actividad en casa puede deducirse parte de los gastos (alquiler, luz, gas, etc.) que ello suponga por la parte de superficie que utilice en la actividad. Por ejemplo, si vive solo, podrá anotarse hasta el 50% de los gastos del inmueble (se supone que la otra mitad del espacio se dedica a vivir); o si vive con otra persona, el 25%. Para poder beneficiarse de esta deducción deberá haber dado de alta previamente la dirección donde vaya a desarrollar dicha actividad en el Censo de Empresarios a través del modelo 036.

2. Coche. El vehículo particular y sus gastos asociados (mantenimiento, combustible, seguro, etc.) puede ser empleado en las labores profesionales del autónomo. Solo se admite la deducción del 100% del gasto asociado al automóvil para quienes se dediquen a actividades de transporte: taxistas, transportistas, repartidores, mensajeros, autoescuelas, agentes comerciales, etcétera. Los asesores legales aconsejan deducirse estos gastos solo hasta un 50% si el vehículo en cuestión no es una furgoneta o un taxi. En caso de que sea de renting se puede deducir el 100% de las cuotas abonadas durante el año.

3. Transporte público. De la misma forma, los trabajadores por cuenta propia pueden desgravarse los gastos de desplazamiento en transporte público (avión, tren o taxi) y los de estancia en hoteles y gastos de manutención. Es difícil que Hacienda acepte, por ejemplo, los gastos de esta índole realizados en fin de semana, ya que costará acreditar el carácter profesional de los mismos. También resultará complicado que se acepte la ropa como material de trabajo si no lleva el anagrama del negocio.

4. Otros gastos. Material de oficina, equipos técnicos y tecnológicos, consumos de explotación (mercaderías, materias primas, embalajes, etcétera) y arrendamientos o cánones se cuentan entre los gastos más frecuentes de los autónomos. Para poder deducirse todos estos conceptos hace falta tener facturas de su pago.

5. Personal. El autónomo puede desgravarse las cotizaciones derivadas de la contratación de trabajadores. Asimismo, desde enero de 2015 también pueden deducirse el 50% de las aportaciones por contingencias comunes a las mutualidades de previsión fiscal. También entran aquí otros gastos relacionados con el personal, como formación o indemnizaciones por rescisión de contrato.

6. Servicios profesionales. Las minutas pagadas a abogados, asesores legales, gestores, contables, etcétera, también son deducibles. El desembolso en otros servicios externos, desde innovación a publicidad y relaciones públicas, entran en este epígrafe.

7. Asociaciones y congresos. Las cuotas de colegios profesionales, sindicatos, suscripciones a revistas relacionadas con la actividad profesional o la asistencia a congresos son deducibles.

8. Impuestos. Son desgravables el impuesto de bienes inmuebles (IBI) del local si es de uso exclusivamente comercial, el impuesto de actividades económicas (IAE) y otros tributos y recargos no estatales. Asimismo, también entra el IVA que no se haya desgravado previamente en las declaraciones trimestrales de este tributo.

9. Gastos financieros y amortizaciones. El autónomo tiene derecho a deducirse los intereses de préstamos y créditos, recargos por aplazamiento de pago de deudas e intereses de demora de aplazamientos de los pagos a Hacienda. Lo mismo pasa con el importe del deterioro o depreciación de las inversiones contempladas como inmovilizado material.

10. Seguros. Los seguros de salud del trabajador y, en su caso, cónyuge e hijos, también son desgravables. Hasta 500 euros.

 

Además de los requisitos anteriormente mencionados, es importante remarcar tres puntos más:

  • la deducción del IVA debe realizarse antes de que pasen cuatro años de la emisión de la factura o se perderá el derecho a deducción.
  • el IVA será deducible en la proporción que el gasto este afecto a la actividad, es decir, si un gasto está imputado al 50% a la actividad, el IVA correspondiente sólo será deducible al 50%.
  • Si realizas dos actividades económicas con distintos tipos de IVA y una de ellas está exenta, debes aplicar la prorrata de IVA, que determina el porcentaje de IVA soportado que te puedes deducir.

 

AUTÓNOMOS, PRESTACIÓN POR DESEMPLEO

Desde Noviembre de 2010, Ley 32/2010, los autónomos tienen derecho a una PRESTACIÓN POR CESE DE ACTIVIDAD, más conocida como paro, y en Enero de 2015 se han  modificado los requisitos para la solicitud de la prestación por desempleo.

Para acceder a la prestación por desempleo como autónomo por cese de actividad hay que cumplir una serie de CONDICIONES:

  1. Estar afiliado en el RETA.
  2. Cotizar y tener cubierta la protección por Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.
  3. Tener el periodo mínimo de cotización por cierre de negocio, 48 meses anteriores y los últimos 12 ininterrumpidamente.
  4. Estar en situación legal de cese de actividad,  concurrencia de motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos determinantes de la inviabilidad de proseguir la actividad económica o profesional. Causas de fuerza mayor que determinen el cese de la actividad…
  5. Estar al día en el pago de las cuotas a la Seguridad Social y no tener cumplidos los años que dan derecho a la jubilación.
  6. No haber perdido la licencia para ejercer la actividad por una infracción penal

Si no se esta en situación legal de cese de actividad, la baja del autónomo se considerará como baja voluntaria de la actividad empresarial o profesional y le impedirá el acceso a la prestación económica por desempleo, aunque cumpla el resto de requisitos.

La CUANTÍA de la prestación ascendería al 70% de la base reguladora. 9 de cada 10 autónomos cotizan la base mínima por lo que recibirán unos 590€ al mes, el tiempo de percepción, depende de los meses que se haya cotizado.

 

MESES QUE HAS COTIZADO MESES QUE COBRARAS EL PARO CON 60 y 64 AÑOS
Entre 12 y 17 meses 2 meses 2 meses
Entre 18 y 23 meses 3 meses 4 meses
Entre 24 y 29 meses 4 meses 6 meses
Entre 30 y 35 meses 5 meses 8 meses
Entre 36 y 42 meses 6 meses 10 meses
Entre 43 y 47 meses 8 meses 10 meses
Más de 48 meses 12 meses 10 meses

 

Novedades para los autonomos

Se ha aprobado el pasado 25 de agosto la Ley para el Fomento del Trabajo Autónomo y la Economía Social, en la que hay novedades en materia de autoempleo, entre otras cosas.

¿Cuales son estas novedades?

  1. Los autónomos que contraten trabajadores no perderán la bonificacion de la tarifa plana .
  2. Tarifa plana: La tarifa plana se fija en 50 euros exactos durante los primeros seis meses, periodo que se amplía hasta doce meses en el caso de personas con discapacidad, víctimas del terrorismo y de la violencia de género.
  1. Autónomo y paro serán compatibles: los autónomos de cualquier edad podrán compatibilizar trabajar y cobrar el paro a la vez durante nueve meses y no sólo los menores de treinta años como hasta ahora.
  1. Para parados que emprendan tendrán una segunda oportunidad: los desempleados que estén cobrando el paro y emprendan como autónomos podrán solicitar la reanudación del cobro de la prestación por desempleo hasta cinco años después de haber iniciado su actividad, en lugar de sólo dos años como hasta ahora.
  2. Capitalización del desempleo: Existe la posibilidad de dedicar el 100% de la capitalización del desempleo a la inversión inicial, independientemente de la edad.
  3. Bonificaciones autónomos colaboradores: Se amplía el incentivo para el alta en la afiliación de nuevos familiares colaboradores hasta 24 meses desde los 18 actuales. Eso sí, la bonificación en estos 6 meses adicionales será de sólo el 25%.
  4. Apoyo a la conciliación de los autónomos dependientes (Trade): se refuerza su protección en casos de maternidad o paternidad o de cuidado de menores de siete años, permitiendo que contraten a un autónomo que les sustituya y bonificando con hasta el 100% su cuota de autónomos.

A partir de ahora se va a proteger socialmente al autónomo ya que no perderá la condición de autónomo por el simple hecho de formalizar un contrato.

 

SOCIEDAD CIVIL

Estas pensando en formar una Sociedad civil ???

La sociedad civil es una sencilla forma de asociación entre personas con un proyecto empresarial común. Consiste en un contrato privado de colaboración entre dos o más personas que desean realizar conjuntamente una actividad con ánimo de lucro.

Aunque se denomina “sociedad”, una sociedad civil carece de personalidad jurídica propia y no se considera una sociedad mercantil.
Si quieres que te asesoremos y realicemos las gestiones por ti, pide presupuesto sin compromiso.
* Redacción de contrato y Firma del contrato firmado por los socios.
*Obtención del NIF PROVISIONAL en la Agencia Tributaria.
*Liquidación del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.
*Obtención del NIF DEFINITIVO.