RETENCIONES AL ALQUILER AÑO 2016

Para el ejercicio 2016 las retenciones que tienen que practicar los arrendatarios de locales, despachos, oficinas, etc., a sus arrendadores será del 19%, tanto si el arrendador es persona física como si es persona jurídica.

La retención del 19%  se desprende del artículo 101.8 LIRPF, que establece lo siguiente:

“El porcentaje de retención e ingreso a cuenta sobre los rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de bienes inmuebles urbanos, cualquiera que sea su calificación, será del 19%. Este porcentaje se reducirá a la mitad cuando el inmueble esté situado en Ceuta o Melilla en los términos previstos en el artículo 68.4 de esta Ley”

Esto es así desde el año 2012, aunque en 2014 este porcentaje fue modificado provisionalmente al 21% y posteriormente sufrió dos nuevas modificaciones en 2015 ( Disposición Adicional 31.3d) , quedando de la siguiente manera:

–  Hasta el 12 de Julio de 2015-12-31 : 20%

–  A partir del 12 de Julio de 2015  y hasta final de año:  19.5 %

RETENCIONES ALQUILER

Una vez finalizado el ejercicio 2015, la Disposición Adicional 31.3d,  pierde su vigencia y volverá a regirse por lo dispuesto en la norma general (artículo 101.8 LIRPF = retención del 19%). Es decir en 2016 volverá a aplicarse el 19% de retención.

El artículo 100 del Reglamento del impuesto (RIRPF) viene a ratificar ese porcentaje del 19% de retención y, añade, dicha retención se practicará sobre todos los conceptos que pague el arrendatario al arrendador, excepto el IVA. Esto incluye recibos de agua, luz, y cualquier otro gasto que pague el arrendatario al arrendador.

El obligado a practicar la retención en los locales, oficinas, despachos, etc., es el arrendatario, que debe ingresar trimestralmente las retenciones en hacienda a nombre del arrendador.

En los casos en que se alquila una vivienda para habitarla, no se tiene que practicar retención alguna, ni tampoco pagar IVA. Por el contrario si es para trabajar en ella si tendrá que practicar retención y pagar IVA.

Cuando el arrendador sea una persona jurídica y esté sujeto, no al IRPF, sino al impuesto de sociedades, el arrendatario deberá practicar igualmente retención del 19% sobre la renta que tenga que pagar a la sociedad arrendadora.